Sraigių rojus

Sraigių rojus

La tecnología de producción de caracoles consta de tres fases.

Primera etapa (reproducción de caracoles): en esta etapa se necesita un local de 20 a 150 metros cuadrados, dependiendo de la cantidad de caracoles maternos. El local debe tener el suministro de agua, drenaje y ventilación. Se requiere calefacción para mantener la temperatura de 18o a 20o C. Los caracoles maternos se guardan en el criadero hasta que se recogen los huevos (febrero-mayo) y a continuación se trasladan a un invernadero.

Segunda etapa (la cría en invernaderos): se necesita un invernadero de 30 a 300 metros cuadrados. Es una ventaja si el invernadero dispone de calefacción. Aquí los caracoles recién nacidos viven hasta que mejora el clima (abril-mayo), y luego se trasladan a recintos al aire libre.

Tercera etapa (la cría en parcelas): en esta etapa se necesita un terreno de 5 acres a 1 hectárea. Se instalan las parcelas para los caracoles jóvenes. Allí, el proceso de la cría de caracoles continúa desde junio hasta octubre, hasta que empeora el tiempo. Luego se recogen, se secan y se preparan para la realización.

Todo el proceso de la cría de caracol sigue de febrero a octubre. Durante este tiempo los caracoles se ponen maduros y dispuestos para las ventas. Al no tener un local para la reproducción del caracol, se puede omitir la primera etapa. En este caso, hay que comprar los caracoles jóvenes de otros criadores y de inmediato ponerles en un invernadero.